APROXIMACIÓN, INTERSECCIÓN Y CIRCULACIÓN EN INSTITUCIONES HOSPITALARIAS

Propuesta integral para una nueva forma de fluidez en las edificaciones aplicado a las Instituciones Hospitalarias en la época post COVID frente a la reapertura económica.

Proyecto IM-80334 Arquitectura por la Vida - Instituciones Hospitalarias

Respondiendo al Reto COVID 19 - Arquitectura por la Vida, de la sociedadcolombianadearquitectos.org la presente propuesta presenta una solución con enfoque multidisciplinario, que partiendo del concepto de fluidez desarrolla estrategias aplicables y viables dentro de los espacios de Aproximación, Intersección y Circulación definidos para cada Institución Hospitalaria, tomando como base el conocimiento, análisis y evaluación de su tipología, procesos y riesgos específicos, tanto del tipo biológico por COVID 19 como otros posibles de ser valorados. La estrategia de fluidez planteada tiene como finalidad hacer la institución más eficiente, saludable y humanizada, generando una nueva cultura de movimiento basada en flujos inteligentes, mediante sistemas visuales de orientación, identificación y señalización en todas las áreas, apoyados en aplicaciones informáticas de fácil desarrollo, permitiendo no sólo fomentar un desplazamiento seguro y eficiente, sino garantizando el cumplimiento continuo de protocolos específicos a su interior. La estrategia se complementa con: la revisión y optimización de procesos y flujogramas eliminando tareas no indispensables o remplazándolas con soluciones tecnológicas; separación de áreas críticas según riesgo de contagio; ubicación de estaciones de higienización; eliminación de fómites, y uso de materiales saludables. Finalmente, se recomienda ampliamente la aplicación de estas estrategias en el desarrollo de nuevos proyectos a nivel de Instituciones Hospitalarias.


El entendimiento de la fluidez como eje integrador y articulador dentro del edificio buscando la interrelación eficiente entre sus diferentes áreas, en forma análoga como la sangre en el cuerpo humano irriga e integra los diferentes sistemas, es lo que permitirá establecer la forma de operación óptima, segura y humanizada de cada edificación, que para el caso de una institución hospitalaria, la cual puede llegar a ser uno de los edificios más complejos funcionalmente que podemos encontrar, permitirá hacerla una edificación más segura, saludable, eficiente e inteligente posible con un sistema de movimiento fluido que no oponga resistencia al desplazamiento de las personas y que minimice el gasto de energía, facilitando una coordinación continua entre sus diferentes procesos.


Los efectos causados por la pandemia a nivel mundial provocada por el COVID 19 nos debe llevar a considerar aspectos que no eran relevantes desde el punto de vista arquitectónico anteriormente a nivel de edificaciones, que en el caso de un hospital se vuelven críticos ante la posibilidad de contagio con el virus como son las formas de aproximación o llegada a la institución; la permanencia en puntos de intersección tales como salas de espera, salas de observación y puestos de enfermería; así como la circulación a través de pasillos, ascensores y áreas. Los aspectos anteriores entendidos más desde el punto de vista de parámetros espaciales que contribuyan a la prevención del contagio, menos desde el concepto arquitectónico en pro de una ergonomía para el hombre visto desde su tridimensionalidad, manteniendo siempre una relación directa entre fluidez y sentido de libertad al interior, haciendo evolucionar la tipología hospitalaria a través del entendimiento de los flujos al interior de cada institución hospitalaria en particular.



16 vistas1 comentario